hialuronico

El ácido hialurónico se trata de un material biodegradable, de origen sintético (no animal), y es el más usado en zonas como mentón, pómulos, labios y pliegues nasogenianos.

Actualmente existen casi diez tipos de rellenos diferentes a nivel estético pero el ácido hialurónico sigue siendo el relleno más seguro y utilizado debido a que es una sustancia natural que se encuentra en nuestra propia piel, además de otras zonas como las articulaciones, el cordón umbilical o el humor vítreo del ojo.

La técnica utilizada con hialurónico consiste en inyectar cantidades pequeñas del ácido mediante una inyección intradérmica para que éste se integre de forma natural en nuestro tejido dérmico mediante absorción con la ventaja de que no será rechazado por nuestor cuerpo. Por esta misma razón se considera una forma segura de combatir con las arrugas y que no requiere de un test previo para la alergia.

El tiempo que dura el ácido hialurónico en nuestra piel suele ser variante pero por lo general se estipulan de 6 a 10 meses antes de que sea reabsorbido por la piel según el producto comercial. Su utilización es diversa y no sólo se aplica a las arrugas, aunque sigue siendo el principal motivo de consulta en las clínicas de estética.

Cuando la piel envejece se pierde volumen en labios y en surcos nasolabiales. Además aparecen las denominadas arrugas peribucales, alrededor de la boca. Para ello, inyectamos ácido hialurónico por debajo de la piel y a lo largo de toda la extensión que ocupa la arruga. Para evitar alguna molestia, se aplica anestesia local.

Si desea más información o reservar su cita, puede solicitarla haciendo clic aquí.