hilos-jacobo
“Tratamiento de ácido hialurónico para eliminar finas arrugas y ganar tonicidad”

El ácido hialurónico puede utilizarse también para rellenar arrugas finas, pero este concepto del rejuvenecimiento anatómico de la grasa es totalmente diferente: es volumétrico; es decir, en tres dimensiones podemos corregir la flaccidez y el contorno facial.

Este tratamiento además es especialmente importante e indicado cuando se trata de prevenir, pues con muy pequeños retoques y poca cantidad de material conseguimos que esta zonas no se hundan y retrasamos la aparición de surcos y arruguitas; es decir, el envejecimiento.

El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por ello que se emplea para hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. De textura viscosa, es uno de los componentes principales del matriz extracelular y contribuye significativamente a la proliferación y migración de células, siendo uno de los principales componentes de la piel juega un importante papel por su efecto reparador.

En el proceso de envejecimiento, la piel va perdiendo hidratación y disminuye la producción de colágeno. La piel se encuentra expuesta a la polución ambiental y rayos solares ultravioletas que hacen que gradualmente, la piel pierda su capacidad de producir ácido hialurónico. Las fibras de elastina pierden su estructura elástica, resultando en una pérdida de volumen de la piel y la formación de pliegues y/o arrugas comunes de una piel envejecida.

El ácido hialurónico combate los signos del envejecimiento tales como las arrugas peribucales o las líneas finas de expresión.

Si desea más información o reservar su cita, puede solicitarla haciendo clic aquí.