hidratacion

A partir de los 25 años un buen cosmético no es suficiente para mantener la piel bien hidratada. Es imprescindible un aporte extra de hidratación, en especial antes del verano (cuando la piel sufre mayor deshidratación) y antes del invierno (ya que el frío castiga nuestro cutis).

La mesoterapia por multipunción favorece la activación celular y la síntesis de nuevo colágeno, elastina y acido hialurónico. El resultado es una piel más tersa y luminosa y un contorno facial mejorado.

Hidratarse ha de ser el punto clave en tu rutina de belleza diaria, ya sabes que una hidratación adecuada conlleva una piel joven y sana. Hoy te dejo unos cuantos consejos para que mantengas tu piel más hidratada.

Bebe agua

Para mantener una hidratación óptima, se recomienda beber un mínimo de 2 litros de agua diarios con el fin de proporcionar a nuestro cuerpo la humedad suficiente. Recuerda que los refrescos y granizados no están incluidos, ya que muchos de ellos hasta son perjudiciales para nuestra piel por la cantidad de azúcar que tienen. Si te cuesta beber esta cantidad de agua, puedes optar por beber té verde o agua fría con zumo de limón para que te sea más sencillo.

Usa agua termal

Si tienes problemas de sequedad en tu rostro, el agua termal te ayudará con esto. Es un medio estupendo para proteger tu piel contra agentes externos que la debilitan tales como el polvo, la calefacción, o el aire acondicionado, además el agua termal es uno de los mejores humectantes. Para aplicarla hazlo justo una vez que te hayas aplicado el maquillaje. Además de hidratar tu piel, lo fija estupendamente, revive la piel y le da más luminosidad.

Las cremas hidratantes

Elegir una crema hidratante correcta es fundamental para mantener una piel joven y luminosa. Recuerda que no ha de ser demasiado grasa si tu rostro es graso o mixto. Recuerda aplicarla por la mañana después de tu limpieza y antes de maquillarte, y por la noche antes de irte a dormir una vez te hayas desmaquillado.

Existen muchas verdades y mentiras acerca de la hidratación, sobretodo la facial, pero en esta ocasión vamos a repasar los mitos que pululan de boca en boca y que pueden llevar a una mala hidratación de nuestra piel.

Por ejemplo no es cierto que la hidratación reduce las arrugas, si usas cremas hidratantes desde muy temprana edad, ayudan a retrasar su aparición, pero no las elimina una vez que estas ya han aparecido, aun así, no dejes de hidratarte.

No por más cantidad, te vas a hidratar mejor, esto no funciona así, es suficiente con una pequeña cantidad que cubra bien la zona. El truco esta en la absorción que debe ser completa, para ello haremos un masaje circular al aplicar la crema y listo.

Pensar que la piel grasa no necesita hidratación, es un error muy común, que debemos subsanar. Quizás las pieles mas jóvenes y grasas no necesiten en un principio el hidratarse, pero con el tiempo si lo van a necesitar.

Si desea más información o reservar su cita, puede solicitarla haciendo clic aquí.