radiesse

Radiesse está compuesto de micropartículas sintéticas de hidroxiapatita cálcica (CaHA) suspendidas en un gel portador.

Característicasanatomia_radiesse_mod
  • No contiene componentes de origen animal ni humano.
  • Está listo para usar y su aplicación resulta sencilla par el médico.
  • Se puede inyectar con una aguja fina, lo que reduce el traumatismo de la inyección y el tiempo de inactividad.
  • Una vez inyectadas en la piel, las partículas de CaHA homogéneas, suaves y esféricas, forman una matriz que permite la máxima infiltración del propio tejido natural.
  • Las partículas de CaHA están compuestas por iones de fósforo y calcio que ocurren de manera natural en el tejido humano.
  • La excelente eficacia y seguridad de Radiesse se ha demostrado a través de numerosas pruebas clínicas durante más de 7 años.

Radiesse es la solución perfecta porque se trata de un tratamiento simple y seguro que se puede realizar en la consulta de médico en unos minutos.

radiesse_antes

Aumento de pómulos

En pómulos se puede aplicar ácido hialurónico de alta densidad y otros productos, como Radiesse o Aquamid.

A diferencia del aumento de pómulos mediante intervención quirúrgica, los tratamientos inyectables permiten al paciente verse y decidir, junto con el médico, la cantidad de volumen que desea para sus pómulos. La colocación de pómulos permite hacer más angulada una cara redonda. Se consigue, por tanto un rostro más bello y estilizado. El ácido hialurónico: es un producto semipermanente.

Radiesse: es un producto semipermanente de duración entre un año y medio y dos años.

Aquamid: es un producto permanente.

pomulos

Mentón

En el mentón se puede aplicar ácido hialurónico de alta densidad y otros productos.

En muchos casos nos encontramos con que el mentón está retraído. Estéticamente el mentón debe de estar a la altura de una línea que nace en la unión del labio superior con la nariz y baja perpendicularmente hasta el mentón. Cuando esto no ocurre hablamos del mentón retraído.

Sin necesidad de pasar por el quirófano, podemos colocar el producto elevando el mentón hacia delante hasta conseguir el objetivo deseado. Se realiza en unos 20-30 minutos, tras lo cual el paciente puede volver a casa sin mayores molestias.

Surcos nasogenianos

Los surcos nasogenianos tienen su origen en diversos factores, como por ejemplo una mímica facial energética que origina tanto surcos profundos como otros más superficiales.

En los surcos nasogenianos moderados o superficiales suele bastar con inyectar a lo largo de ellos el gel. En los surcos más profundos puede ser necesario la utilización de más producto y algún repaso.

Líneas de marioneta

Las líneas (más superficiales) o surcos (más profundos) que empiezan en la comisura labial y terminan en la barbilla. Reciben el descriptivo nombre de “líneas de marioneta” porque recuerdan el mecanismo que tienen estas figuras para abrir y cerrar la boca.

¿Es doloroso el tratamiento?

Aplicamos durante 15 minutos crema anestésica en la zona a tratar: así conseguimos que la sesión sea más agradable para el paciente y que solo sienta una ligera molestia

¿Cómo hacemos el tratamiento?

El tratamiento se realiza en la consulta y lleva unos 30 minutos.
1) El paciente lee y firma el Consentimiento Informado. Si tiene alguna duda, el Dr. García-Rojas la resuelve.
2) Desmaquillamos.
3)Aplicamos la crema anestésica.
4) Desinfectamos. Realizamos la técnica usando una pequeña aguja.
5) Aplicación de compresas frías. Volvemos a desinfectar.
El paciente puede retomar su actividad inmediatamente después de salir de la consulta.

Cuidados después de la sesión

Evitar fumar inmediatamente después, y el sol y los rayos UVA los días posteriores al tratamiento. Puede usar maquillaje. En algunos casos estarán indicados los masajes, según criterio del Dr. García-Rojas.

¿Cuántas sesiones necesito y cuánto duran los resultados?

Una sola sesión es suficiente para atenuar el sombreado de las líneas y obtener los resultados deseados. La duración del tratamiento vendrá condicionada por el material utilizado (desde el año del ácido hialurónico hasta los dos años y medio del ácido poliláctico).

Antes del tratamiento y después del tratamiento con Radiesse.

Surcos peribucales (“Rictus amargura”)

Indicaciones

Labios pequeños, hundidos, escasamente perfilados o poco carnosos. Y es que, desde hace varios años, unos labios gruesos y carnosos simbolizan juventud, belleza y, sobre todo, sensualidad. Hay que señalar que, amén de los casos constitucionales, la pérdida y no adecuada reparación de piezas dentarias o, en el caso de la mujer, la pérdida de masa ósea (osteoporosis) consecutiva a los transtornos hormonales de la menopausia, producen una disminución no deseada del volumen de los labios, una indefinición y la aparición de arrugas verticales.

Método

Consiste en la implantación de un material biocompatible en ciertos puntos y trayectos perfectamente definidos de la región labial (labio superior, labio inferior o ambos). La implantación puede realizarse en la zona retrolabial, consiguiendo el efecto, no por puro relleno, sino por apoyo en la arcada dentaria; produciendo, sobre todo, proyección anterior y eversión/rotación (más zona mucosa expuesta). También puede realizarse en la zona más carnosa de los labios, para producir aumento global de su volumen; o en su borde estricto, para producir definición o perfilación. En ocasiones, se rellenan también las comisuras (cantos externos) y/o los filtros, que son esos dos pequeños relieves que existen en el labio superior y se dirigen verticalmente hasta la nariz; ello rejuvenece y sensualiza mucho la región de la boca.

Pueden utilizarse materiales fluidos (colágeno, ácido hialurónico, metacrilato en suspensión, poliacrilamida, polialquilimida, ácido poliláctico, etc.), que se implantan con jeringa y aguja. Puede también implantarse grasa propia (obtenida en una liposucción), que también se implanta con jeringa, y aguja o microcánula; ciertos materiales sólidos (filamentos ó laminas de PTF-E, etc.); o incluso bandeletas de tejidos propios, obtenidos de alguna parte del cuerpo, que se implantan con técnicas de microcirugía. En el mismo paciente, pueden utilizarse varios materiales, en diferentes zonas y/o con diferentes propósitos. De todos estos materiales existe una breve descripción en el Capítulo “Implantes de relleno”. En todos los casos, se emplea exclusivamente anestesia local (crema o spray) o loco-regional.

Resulta particularmente interesante la posibilidad de efectuar un test previo: consiste en la adecuada interposición de un pequeño rollito de algodón entre los labios y los dientes. De esta manera, el paciente puede hacerse una idea del probable resultado. En este mismo sentido, existe la posibilidad de realizar un primer tratamiento con un material total y rápidamente reabsorbible.

Técnica vectorial en “V”vectorial - cuerpo

Recuperar volúmenes, definir contornos, corregir imperfecciones y potenciar la elasticidad y tersura naturales de la piel son algunas de las propiedades de este relleno.

Los beneficios de Radiesse se resumen en el llamado “Efecto V” son resultados muy naturales, visibles de forma inmediata y perduran hasta un año tras su inyección.

La composición de este nuevo relleno se basa en un gel acuoso (celulosa, agua y glicerina) que suspende microesferas de CaHA (hidroxiapatita cálcica). Estas partículas obtienen un doble resultado: aportan volumen con un efecto de alisamiento inmediato y consiguen estimular la producción de colágeno natural. Sin componentes de origen animal, se trata de uno de los rellenos más seguros, siendo hoy en día el producto más adecuado para tratar la flaccidez del rostro. Se reabsorbe totalmente y sus efectos son visibles a largo plazo (hasta 12 meses) mantiendo la expresión natural del rostro.

Tanto en hombres como en mujeres, el paso de los años o una pérdida de peso significativa, puede producir una perdida de volumen en el rostro. Se van modificando las estructuras de sostén de la piel lo que suele provocar la aparición de surcos y flaccidez en determinadas zonas del rostro y en las manos que poco a poco van esqueletizándose.

Indicamos este tratamiento para tratar diferentes zonas de la cara que se ven afectadas con el paso de los años: la parte alta del pómulo, los surcos nasolabiales, las mejillas, el contorno facial, las comisuras de los labios y “líneas marioneta”, etc .

Es el “efecto V” que redefine las líneas del rostro, las levanta y aporta volumen allá donde cada persona lo necesita dándole un aspecto rejuvenecido. Cuando imaginamos un rostro joven, vemos perfectamente como dibuja una V, en cambio, a lo largo del paso del tiempo, esta V va invirtiéndose, y cuando antes nos fijábamos en la zona de los ojos pasamos a ver más prominente la zona de la boca, ya que los ojos van hundiéndose debido a estas pérdidas de volumen provocadas por el paso de los años o por una pérdida de peso.

El tratamiento Efecto V con Radiesse, mediante su técnica personal de vectores con inyecciones en el tercio superior, medio o inferior del rostro, dónde se observa la flacidez. Para reducir las molestias mínimas del pinchazo puede aplicarse anestesia tópica.

Aunque los efectos de este tratamiento son inmediatos, los resultados máximos se observan a los 2 o 3 meses después de la primera sesión, durando sus efectos hasta un año que es cuando se produce la estimulación del colágeno propio de la piel.

Si desea más información o reservar su cita, puede solicitarla haciendo clic aquí.