rino-no-ciru
¿Buscas cambiar el aspecto de tu nariz pero no te atreves con la cirugía?

Entonces quizás te interese saber en que consiste la rinomodelación. Aunque poseen nombres parecidos la rinomodelación es una técnica distinta a la rinoplastia, ya que esta consigue cambiar la estética de la nariz sin cirugía, mejora la forma de tu nariz pero siempre con el cuidado de que el rostro se vea armonioso, sin alterar las señas de identidad.

Con la infiltración de productos tanto reabsorbibles como no reabsorbibles se pueden modificar distintas partes de la nariz como el caballete, la punta o las aletas. Se inyectan los diferentes productos en puntos estratégicos consiguiendo así una nariz respingona o un caballete recto.

Se utiliza anestesia local, la cual es similar a la que utilizan los dentistas. Se infiltra el producto para mover los distintos segmentos nasales y así corregir las imperfecciones, siendo los resultados inmediatos.

Dependiendo del caso se pueden necesitar más sesiones, siendo preciso en ese caso esperar un mes entre sesiones. Casi el 80% de los casos se pueden solucionar con esta técnica y ya alrededor de un 90% de las intervenciones de nariz pueden ser realizadas sin cirugía.

Antes el médico estético debe realizar un estudio profundo y descartar los casos en la que la irregularidad sea debida a un exceso de dorso. El tratamiento requiere un vendaje posterior durante algunas horas. Pueden aparecer pequeñas inflamaciones y hematomas.

Si desea más información o reservar su cita, puede solicitarla haciendo clic aquí.